Introducción

Consideraciones previas

La prevención y control de riesgos asociados a la exposición de las sustancias y preparados químicos peligrosos es una de las principales tareas de la sanidad ambiental. Las autoridades sanitarias tienen la responsabilidad de prevenir, reducir y controlar los riesgos ambientales que influyen en la salud.

El control sanitario de los productos químicos se dirige a prevenir y limitar los efectos perjudiciales para la salud humana derivados de la exposición a corto y largo plazo de sustancias y preparados químicos peligrosos.

El descubrimiento, desarrollo y aplicación de nuevos productos químicos ha permitido mejorar las condiciones de vida de la población pero al mismo tiempo ha ocasionado efectos desfavorables para la salud humana y el medio ambiente. El conocimiento de estos efectos es esencial para prevenir y controlar los riesgos de los productos químicos. Actualmente se contabilizan más de 100.000 sustancias químicas, la mayoría de ellas no han sido controladas desde el punto de vista de evaluación del riesgo. Se requiere el desarrollo de políticas de control que garanticen la protección de la salud humana, el medio ambiente y los recursos naturales a lo largo de todo el ciclo de vida del producto químico, fabricación, almacenamiento, transporte, comercialización, uso y eliminación.

La Ley General de Sanidad establece que las autoridades sanitarias propondrán o participarán con otros Departamentos en la elaboración y ejecución de la legislación sobre sustancias tóxicas y peligrosas, así como en la determinación de los requisitos técnicos y condiciones mínimas en materia de vigilancia y control sanitario de las mismas. La Subdirección General de Sanidad Ambiental y Salud Laboral, en cumplimiento de estos criterios, y tal como establece el Real Decreto 1555/2004, de 25 de junio, por el que se establece la estructura orgánica del Ministerio de Sanidad y Consumo, desarrolla el control sanitario de los productos químicos, llevando a cabo, entre otras, las funciones siguientes:

  • El registro, autorización y/o evaluación del riesgo para la salud humana de biocidas y productos químicos así como la aplicación del sistema de notificación de sustancias químicas nuevas.

  • Clasificación y etiquetado de sustancias y preparados químicos peligrosos.

  • Evaluación de los productos fitosanitarios.

  • Transposición de la legislación europea sobre control de productos químicos en todos los aspectos relacionados con la salud humana.

Sus objetivos son:

  • Protección de la salud humana y el medio ambiente de los riesgos derivados del uso de los productos químicos peligrosos.

  • Establecer las medidas legislativas necesarias para evaluar, clasificar, autorizar e inspeccionar las sustancias y preparados químicos peligrosos.

  • Coordinar, a nivel nacional y europeo, la vigilancia y control de los productos químicos.

La Subdirección General de Sanidad Ambiental y Salud Laboral, desarrolla sus actividades técnicas de planificación y evaluación con el apoyo de otras instituciones relacionadas con la Seguridad Química, unidades de Sanidad Ambiental de las Comunidades Autónomas, Universidades y Asociaciones Profesionales del sector químico colaboran con el Ministerio de Sanidad y Consumo.

Las Comunidades Autónomas son responsables de la vigilancia, inspección, control y sanción de la legislación relacionada con las sustancias y preparados químicos peligrosos.

Si desea localizar información relacionada con el contenido de esta página, utilice el buscador